Tu estás en: Inicio  »  Comentario Zeta

Comentario Zeta

Martes, 30 de Enero 2018 | 06:00     ¡Calificanos!     98    0

Comentario Zeta

Comentario Zeta





Por Carlos Z. Cadena



 





Todo lo que pase en Chiapas,  será culpa de la felonía electoral de Aurelio Nuño y Ochoa Reza.



Ayer advertíamos los dos escenarios antidemocráticos y desleales que mostraban la candidatura al gobierno de Chiapas, desde el 2016 y el 2017, en favor de Roberto albores Gleason. La del 9 de octubre de 2016, en su primera visita que registro en Chiapas   Enrique Ochoa Reza, como presidente del PRI nacional, justamente a Comitán, donde no invitó a los exdirigentes estatales del PRI y a otros liderazgos priistas, pese al malestar priista de Chiapas nunca le importó a Enrique Ochoa Reza, los reclamos, y cosa curiosa se abandonó al PRI estatal y jamás volvió regresar a Chiapas el controvertido dirigente nacional que en aquella visita a Comitán, le recordaron mucho que su señor padre había sido de origen chiapaneco. 



El segundo escenario explicito donde ya se venía gestando el dedazo y la imposición en favor de Albores Gleason, ocurrió el 11 de marzo del 2017 –el año pasado-  donde Roberto Albores Gleason, se casó con Karla Esmeralda Méndez Marrufo, en una ceremonia civil y religiosa ocurrida Mérida, Yucatán. Una boda con cortina de hierro para la prensa, para evitar que trascendiera, donde los padrinos del novio fueron el Secretario de Educación, Aurelio Nuño y el secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el invitado especial –nada menos- el que venía preparando el dedazo e imposición en Chiapas, el dirigente nacional del PRI; Enrique Ochoa Reza.   



Ha quedado al descubierto por los escenarios y vivencias del periodista Raymundo Riva Palacio últimamente, que los precursores y creadores de esta ignominia e infamia electorera en contra del pueblo chiapaneco, son el exsecretario de Educación Aurelio Nuño y el Presidente del PRI nacional Enrique Ochoa Reza, que conjuntamente esta diciendo el caso de Chiapas llevándose entre las patas al Presidente Enrique Peña Nieto y al propio aspirante a la Presidencia de la República José Antonio Mead Kuribreña, este último increíblemente ha guardado un mutismo de complacencia a pesar de que su estrategia electoral en Chiapas se vaya a la borda. Es más, en Chiapas arrancó su campaña Mead Kuribreña y jamás se le vio ni a Ochoa ni a Nuño. Dejaron sólo al candidato en Chiapas. ¿Ya se acordaron?



Estas perversas jugarretas de parte de los “hombres de Peña Nieto”, Aurelio Nuño y Ochoa Reza, de poner en riesgo la estabilidad social de los chiapanecos y que se convierta en un baño de sangre, será culpa únicamente del gobierno federal y de los personajes aludidos. Esta más que demostrada a nivel nacional y por comunicadores también nacionales que la intromisión de Nuño y Ochoa Reza en Chiapas, son una afrenta a  la  democracia y dignidad de los chiapanecos y por eso esta insurrección social de luchas por la dignidad y decoro del pueblo que quiso ser “mexicanote”, el pueblo de Chiapas.



Es enfermizo la actitud del centralismo federal y de los señores Aurelio Nuño y Enrique Ochoa Reza, donde ayer justamente la prensa nacional divulgo en la columna de Raymundo Riva Palacio, que la actuación antidemocrática y en perjuicio de la estabilidad social, de Aurelio Nuño, es que el exsecretario de Educación, le corroe la venganza y el desquite porque presuntamente las autoridades de Chiapas se la habían jugado la sucesión Presidencial con Miguel Ángel Osorio Chong, y que Nuño esta resentido con Osorio Chong, por la forma como lo maltrató en las negociaciones con la disidencia magisterial cuando era secretario de Educación, y se la cobró al gobernador. No podría haber encontrado mejor candidato para lastimar a Velasco y a los verdes en Chiapas, que respaldar hasta el fondo, y a costa de todo, a Albores Gleason. (Sic).



Ayer el periodista Raymundo Riva Palacio escribió: “Nuño, se podría observar, se ha metido al control y manejo de la precampaña de Meade pensando más en Peña Nieto que en el precandidato. Los números absolutos de la alianza en Chiapas sí dan más votos que los de Morena. Pero esos mismos números muestran que los verdes casi duplican la votación del PRI. Es decir, si el Verde se rompe, pierde el PRI” y remata Riva Palacio:



“Su pensamiento lineal y soberbio, que manejó –Aurelio Nuño-  desde la Oficina de la Presidencia en la primera parte del sexenio, pone en riesgo la viabilidad de la victoria en Chiapas y en la elección presidencial. En Los Pinos, Nuño fue responsable de algunas de las acciones que aún le cuestan al presidente, como aislarlo en una burbuja donde la información se le bloqueó; por ejemplo, todo lo que tenía que ver con seguridad, no se le informaba. Les cerró las puertas a los empresarios y los agravió. Demoró durante semanas la intervención federal en el crimen contra los 43 normalistas de Ayotzinapa, cuyo manejo fallido provocó que la culpa terminara adjudicándose a Peña Nieto. Hoy, el otro posible yerro está en Chiapas. Mal cuida la espalda del presidente al olvidar que, si pierde Meade la elección, el segundo gran derrotado será, indiscutiblemente, Peña Nieto”.



La situación electoral y democrática de Chiapas lamentablemente se mueve en la ciudad de México, que arrancó con un dirigente nacional del PRI Enrique Ochoa Reza, que nunca hizo absolutamente nada por defender la dignidad de la militancia priista chiapaneca y en su único viaje que ha hecho a Chiapas como dirigente nacional dejó su marca en la sucesión a gobernador en favor de Albores Gleason, es más ni siquiera acompaño al candidato Mead Kuribrena a Chiapas, en su campaña electoral, tal vez para no comprometerse y seguir jugando sus canicas en favor su proyecto Alborista, por la amistad con el exgobernador Roberto  Albores Guillén.



El caso de Aurelio Nuño, tiene otra acepción, un personaje irritable, mesiánico y que Enrique Peña Nieto lo protege.  Lo describen como rencoroso y vengativo y con un poder al interior dela burbuja de Mead Kuribreña que está dinamitando ese grupo electoral.



Todo lo que ocurra en Chiapas será culpa exclusivamente de Aurelio Nuño y Enrique Ochoa Reza. El fanatismo y la pasión  desenfrenado que se advierte en Chiapas tendrá culpables ante cualquier tragedia que pueda ocurrir. Es penoso decirlo, pero que no ocurra una maldición electoral en Chiapas con funestos resultados. Dios quiera.



 



La reconstrucción de Chiapas se fortalecerá su trasparencia y claridad.



El gobernador Manuel Velasco Coello y el Comisionado Presidente del Instituto Nacional

de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), Francisco Javier Acuña Llamas, acordaron una agenda conjunta para fortalecer la transparencia para el proceso de reconstrucción en Chiapas. En reunión de trabajo, el mandatario chiapaneco subrayó que la participación del INAI se suma y refuerza la que ya se tiene con la Auditoría Superior de la Federación y la Secretaría de la Función Pública, con quienes se han impulsado los mecanismos para garantizar la reconstrucción, luego del sismo ocurrido en septiembre del 2017. Señaló que los recursos de la reconstrucción están llegando a las familias damnificadas y en particular a los habitantes que perdieron sus vivi