Tu estás en: Inicio  »  Comentario Zeta

Comentario Zeta

Lunes, 04 de Febrero 2019 | 06:05     ¡Calificanos!     35    0

Comentario Zeta

Comentario Zeta





Por Carlos Z. Cadena



El Palacio Municipal de Tuxtla Gutiérrez, convertido en  fortaleza defensiva en contra del pueblo.



*Una ciudad colapsada por la inseguridad y el engaño.




Sin duda el primer mensaje que envió Tuxtla Gutiérrez, a los chiapanecos y al pueblo de México,  es que su Palacio Municipal del primer gobierno de la cuarta trasformación,  ubicado en el corazón de la ciudad,  lo convirtieron en un monumento defensivo para protegerse de los mismos Tuxtlecos, lo trasformaron en una fortaleza enrejada, cercada con acero,   empalizada  con una estructura metálica  que pareciera que el objetivo es protegerse de  invasores y enemigos del alcalde Carlos Morales, que recibir a la gente del pueblo.



Por lo pronto el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, nunca llegaría al Palacio Municipal de la capital de Chiapas, recientemente más protegido de nuestro país, con una fortaleza que se equiparía estuviéramos en otra épocas, como en la milenaria  China que se creó una fortaleza de decenas de kilómetros para protegerse de los barbaros y nómadas,   la otrora “Muralla China”, las empalizadas romanas o griegas, que se protegían de sus enemigos,  los Fuertes miliares del viejo oeste en Estados Unidos,  que se protegían de los indios, o simplemente las fortificaciones que protegían a los Castillos medievales, con el único fin de protegerse de enfrentamientos y ataques para disuadir el peligro de poder ingresar y acabar con los que lo habitaban.



Un ejemplo del quehacer y voluntad política  bárbaro, feroz, cruel  y hasta sanguinario, porque el mensaje que se da con  esta fortificación contraria al sistema nacional LopezObradorista,  es que el Palacio Municipal de los Tuxtlecos,  ha dejado de ser el Palacio del pueblo,  y a partir del 2019, se convierte en una fortaleza y muralla para evitar concentraciones y muchedumbres que vayan a buscar sus soluciones y tramitaciones al edificio del pueblo.



 ¿Lo sabrá el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que el Palacio Municipal de Tuxtla Gutiérrez, esta convertido en una fortaleza defensiva en contra del pueblo?. No es un mensaje de puertas abiertas, sino de crear un feudalismo, vasallaje, dominio y de fijar su territorio, en contra de los gobernados. No hay otra explicación.  ¿Es mi Palacio Municipal, es mi castillo medieval, y yo lo protejo como pueda?.   



Se dispara la inseguridad peligrosamente en las  calles: Hoy en día bancazos y crímenes en pleno centro.



Hay lógica en todo esta defensiva del  “Castillo medieval de Carlos Morales”, la inoperancia, inutilidad  y mediocridad para atender los problemas más urgentes de la capital de Chiapas, son las cartas de presentación en este momento.  Desde noviembre y diciembre, nuevamente se inundó de prostitutas de noche, -muchos de ellos gays, que les cobran doble por contonearse en las esquinas- la principales calles del  centro de la ciudad. El sol naciente del 2019, en sus primeros días  en la ciudad,  era la inseguridad, la incertidumbre y el miedo en la gente. Antes del 15 de Enero, la fortaleza metálica en el Castillo Medieval de la cuarta trasformación, ya lucia en todo su esplendor.



Los asaltos a mano armada se han disparado alarmante  en el centro, mercados y lugares de atracciones, Los robos a casa habitación  los números se han multiplicado  en los fraccionamientos y colonias de la ciudad,  robos de vehículos.   Lo preocupante es que también Tuxtla Gutiérrez, se ha convertido en una ciudad de “estacionamiento” para los migrantes hondureños y salvadoreños, lo que permiten más la inseguridad pública y donde está comprobado que también ellos cometen asaltos.  



Pero lo grave ha llegado mostrando la descomposición en que se encuentra Tuxtla Gutiérrez, con su inseguridad, y que deja precedente históricos como que en un día se cometan hasta dos asaltos bancarios y se haya evitado uno más por la valentía que mostraron los servidores públicos del banco. Los crímenes ya también llegaron al centro capitalino, los asaltan y degollan a los ciudadanos. De acuerdo a los sondeos e investigaciones los tuxtlecos tienen miedo  cotidianamente de hacer sus actividades y trabajo laboral  de manera normal.



Aunado a eso a quienes si se les está deteniendo en los mercados no son los ladrones, o carteristas,  son a las canasteras y gente que trabaja con la voluntad de Dios para poderse sostenerse. El miedo popular sube de tono,  y el único protegido que hay en el centro de la ciudad, es el castillo Medieval de Carlos Morales,  pero no de los delincuentes y hampones, sino se defiende para que no se le dé soluciones a los problemas sociales   de la gente de la capital de Chiapas.



El incremento de la inseguridad ya crecido alarmantemente y los focos de alerta están por todos lados y como si la maldición llegara con el alcalde Carlos Morales, nos inundaron un ejército de gitanas que leen la suerte desvalijando a suspicaces y aprensivos ciudadanos que les quitan su poco  dinero engañándolos con el petate del muerto que les quitaran la “mala suerte”.



Tuxtla Gutiérrez, ha dejado de ser la ciudad segura que profesaba, para convertirse en una de las más  inseguras del territorio nacional, pero lo más deplorable es que se engañe al pueblo, dándole su mano de gato a la fuente y alumbrado del parque que está enfrente del Congreso del Estado, para engañar un trabajo municipal de nomas “taparle el ojo al macho”. Porque lo demás de la ciudad se encuentra en su deterioro citadino.



Dicen los pitonisos y agoreros, que la fortaleza de metal que se instaló en el Castillo Medieval  de Tuxtla Gutiérrez, es que hay más de 100 mil votos de Paco Rojas que no estuvieron de acuerdo con Carlos Morales, y que este ganó las elecciones por el fenómeno López Obrador. En resumen, Carlos Morales, no tiene representatividad popular, y paradójicamente confió más en los priistas como servidores públicos de su “feudo particular”,   empezando con su Secretario municipal, el controvertido cuatrero  Francisco Javier Zorrilla Ravelo, y sus coordinadores priistas  de gabinete y de asesores. Una cuarta trasformación que descansa en el PRI. Ver para creer.



Tuxtla Gutiérrez, por vez primera de cabeza. Nubarrones de tormenta presagian sobre el Castillo Medieval. Sin duda no han entendido el mensaje del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Que brutos.



Tras la corrupción federal.- AMLO ahora van  tras corrupción en sector salud.  Este fin de semana dijo que se va  a dar a conocer el nombre de todos los concesionarios de Petróleos Mexicanos (Pemex), Comisión Federal de Electricidad (CFE) y también de los que abastecen a la Secretaría de Salud Federal, al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) y al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).



Agregó también  el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador,  “Que la corrupción llegó a tanto que se roban hasta el dinero de las medicinas, los políticos se convirtieron en proveedores, venden medicinas, por eso no hay abasto de medicamentos. Eso era el pasado, ya se acabó esa corrupción, nadie se va a robar el dinero de las medicinas”, Dixe.

Erisel
Categoria(s): Comentario Zeta , Columnas

COMPARTIR NOTA

COMENTARIOS

  • No hay comentarios

DEJA UN COMENTARIO