Tu estás en: Inicio  »  Comentario Zeta

Comentario Zeta

Martes, 19 de Marzo 2019 | 06:05     ¡Calificanos!     35    0

Comentario Zeta

Comentario Zeta





Por Carlos Z. Cadena



Frontera sur de México,  sigue siendo transgredida por Centroamericanos y ahora Cubanos.



La frontera sur de México, no solamente sigue siendo vulnerada y transgredida, sino que el concepto de seguridad nacional  se ha empezado a extraviar en nuestro país, cuando uno de los riesgos más importantes que se advierte sobre esta método o conocimiento  de seguridad nacional,  como son los fenómenos globales como las  migraciones masivas, justamente lo que viene sucediendo en esta puerta mexicana del sur, y el gobierno federal todavía durmiendo el sueño de los justos.



Primero fueron los Centroamericanos que con palos y piedras “corretearon” a decenas de agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), por la carretera Suchiate-Tapachula, y que fueron testigos las cámaras de TELEVISA, y el pasado viernes alrededor de 300 personas de nacionalidad Cubana, se revelaron en  las instalaciones de la Estación Migratoria ‘Siglo XXI’, al norte de la ciudad de Tapachula, quienes exigieron  a las autoridades, a gritos y golpes, ser atendidos y resolver su situación migratoria en tiempo record.



Lo que nuevamente volvemos a insistir, que la frontera sur de México, más allá de la incuria y el abandono en su desarrollo y progreso nacional, que todavía el centralismo federal  le ha regateado mucho a esta frontera mexicana, carece de los elementos más importantes como son contar con un buen numero de agentes del servicio migratorio, para que vigilen polos fronterizos como Talismán, Suchiate o Ciudad Cuauhtémoc, y muchos otros lugares de extravió que existen a lo largo de la línea fronteriza en México y Guatemala.



Es vergonzoso que siendo una frontera en movimiento con la entrada de miles de Centroamericanos, Cubanos Haitianos, y Africanos, no se le atienda su nomenclatura de “frontera auténticamente segura” y cuente con un buen número de servidores públicos federales, donde también el grueso de policías federales debe de aumentar, como se aumentó con 300 elementos de la “Gendarmería Nacional” en la época del Presidente Enrique Peña Nieto,  que llegaron a Tapachula,  a cuidar y vigilar  la frontera sur , pero a los cuatro meses, los estaban regresando a Sonora y Sinaloa. Todo fue un escenario de simulación de cuidar la frontera sur.



Ya cualquier grupo migratorio  de extranjeros, en esta parte del sur del país, se le pone “Al tú por el tú”, a la autoridad federal, y eso muestra el desorden y desconcierto que priva en la Secretaria de Gobernación y de Relaciones Exteriores, donde no han podido con el paquete de la migración, y por el contrario se están debilitando nuestras instituciones que no responden o no quieren responder a la problemática grave de seguridad nacional que está causando este tipo de flujos migratorios, que se les desconoce sus rostros  a los miles de extranjeros que ingresan  de “colados” a nuestro territorio nacional.



Ya lo hemos dicho, el problema migratorio de la frontera sur, no solamente golpea a la convivencia social creando mayor inseguridad para  los habitantes del sur, sino que el fenómeno migratorio se está yendo a otras  regiones del país, y evidentemente a la Ciudad de México. Hoy se sufre en Chiapas, pero mañana la seguridad nacional está en veremos en otras latitudes de la geografía nacional. De qué sirve que nuestras autoridades federales estén sacrificándose por contar con una mayor seguridad pública, si por otro lado estamos permitiendo la entrada de miles de extranjeros donde un porcentaje pertenecen a pandillas peligrosas en los países Centroamericanos y delincuentes  del orden penal.



Hasta cuándo se va a entender, que esa hipócrita fraternidad de nuestras autoridades fedérales con Centroamérica, es la que nos está originando en el futuro otro problema fuerte de inseguridad en México. Ver para creer. Así las cosas.



¿Qué es la Seguridad Nacional?.



La seguridad nacional se refiere a la noción de relativa estabilidad, calma o predictibilidad que se supone beneficiosa para el desarrollo de un país; así como a los recursos y estrategias para conseguirla (principalmente a través de la defensa nacional). Mientras que los objetivos clásicos de la seguridad nacional consistían en prevenir o rechazar amenazas militares de estados (la guerra clásica), en la actualidad las amenazas a la seguridad nacional son más difusas, e incluyen el terrorismo, el narcotráfico, los riesgos medioambientales y fenómenos sociales de escala global como las migraciones masivas.



Cabe mencionar, en especial, lo referente al estudio de la seguridad nacional en los Estados Unidos, éste tuvo amplia influencia en América latina, en especial como adoctrinamiento político anticomunista, es así como en la escuela Militar de USARSA, “organizada en 1963, dictó cursos en español y portugués destinados a “brindar” a los militares latinoamericanos una formación que les permitiera contribuir a la seguridad militar de sus respectivos países(...)En tales escuelas los cursos inculcaron una ideología anticomunista y una filosofía contrarrevolucionaria.?



Un concepto de aparición reciente (1994) es el de seguridad humana; mientras que un concepto limitado al orden público interior suele definirse como seguridad ciudadana. La seguridad nacional consiste en que la sociedad, como conjunto, tenga las condiciones de tranquilidad y colaboración necesarias para poder vivir y prosperar en paz. Seguridad nacional y paz están vinculadas como ausencia de presiones sobre la sociedad, para que esta sea un ambiente dentro del cual las personas puedan desarrollarse de manera plena. Está vinculada con la prosperidad, porque una sociedad segura tiene mejores condiciones para progresar. A su vez, el progreso de la sociedad permite mayores condiciones de seguridad. La seguridad nacional puede ser amenazada de diversas maneras: bien por el peligro de conflicto interno, como por ejemplo una sublevación que amenace el orden institucional del Estado. Como las amenazas siempre están latentes, para alcanzar una mayor seguridad nacional cada sociedad debe elaborar una política de defensa nacional. La defensa nacional consiste en el conjunto de precauciones y medidas preventivas necesarias para evitar que las amenazas se vuelvan serias y graves, tratando de controlarlas, y de ser posible, extinguirlas, como preparación para un eventual conflicto en el que haya que defenderse de hecho contra un agresor, externo o interno.



Arzobispo de Chiapas: Los daños deben pagarse conforme a la ley.



Sobre los violentos  y desagradables  hechos vandálicos, el pasado viernes en Tuxtla Gutiérrez,  por parte de los satanizados  integrantes de la MOCRI,  en donde robaron y desvalijaron  comercios y agredieron vehículos de civiles; el Arzobispo de Tuxtla Gutiérrez, Fabio Martínez Castilla, señaló que este tipo de actos obedecen a intereses de unos cuantos, empujando a las personas a hacer desmanes mientras los líderes se lavan las manos.



El clérigo hizo un llamado a que las organizaciones sociales y el gobierno apuesten por la paz y nunca por la violencia, “creo que hay dos carriles que nos llevan a la paz, un carril es buscar siempre el bien común y nunca los intereses personales y el otro carril es la legalidad”. Explicó que, si alguien piensa que la tierra en las que estaban posicionados, es de ellos, pues que presente pruebas, de lo contrario está cometiendo un ilícito. La violencia solo demuestra la podredumbre de nuestros corazones. Dixe.

Erisel
Categoria(s): Comentario Zeta , Columnas

COMPARTIR NOTA

COMENTARIOS

  • No hay comentarios

DEJA UN COMENTARIO