Tu estás en: Inicio  »  UTOPÍA: LO QUE SE VE NO SE JUZGA.

UTOPÍA: LO QUE SE VE NO SE JUZGA.

Domingo, 06 de Octubre 2013 | 23:57     ¡Calificanos!     3883    0

Por JAVIER FIGUEROA

LO QUE SE VE NO SE JUZGA.

Lo dicho. Antes de que el mata tigre llegara a la Secretaría del Campo, advertimos que se trataba de un simple porro, otrora testaferro de Germán Jiménez, de quien ahora reniega el ingrato.

En aquellos ayeres, previo a su elevación al gabinete de primer nivel de la administración MAVECO, dijimos entre otras cosas, que dicho individuo, no posee título alguno, menos relacionado con el conocimiento del agro Chiapaneco o de políticas de desarrollo agropecuario o industrial; lo único que sí sabe y lo sabe muy a su manera, es morderle la mano a quien le da de comer, o más bien le dio de comer cuando pasaba hambre, pues hoy sus haberes, aparte de ser inexplicables, son inconmensurables.

Las evidencias no necesitan de prueba, pues los que están interesados en saber de donde surgen estas observaciones, se los revelo, son del dominio público, o a poco mis queridos lectores, cuando decimos mata tigre, no saben de quién hablamos? Cuando decimos talibán, no sabe de quién se trata? O cuando se dice el Rey del garrote, no saben a quién se están refiriendo?  Claro que esta no puede ser parte de una trivia, porque todos, hasta los niños, educados por maestros de la sección VII, saben que se trata de Julián Nazar Morales, hoy flamante Secretario del Campo, para desgracia del campo mismo y de los campesinos Chiapanecos.

En aquella ocasión también dijimos que aparte de ignorante en materia de desarrollo del campo y ruin, advertimos que la única especialidad que se le conoce, ganada a pulso, es la de golpeador, que a punta de garrote vil, tomo posesión, como dirigente de los campesinos de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, afiliada a la CNC, del también otrora partidazo, hoy en manos de otro inútil a más no poder, el ©Senador corquetititas.

El señor no se lo guarda y lo grita a los cuatro vientos, que a él no lo puso el Güero, que quien lo puso es Enrique Peña Nieto. Se olvida don Nazar, que el cargo que ostenta es una instancia Estatal, y que quien manda en el Estado se llama MANUELVELASCO COELLO. Así que debe andar de mamila y lo que debe hacer es ponerse a trabajar y desquitar el jugoso sueldo que le están pagando. No ponerse a correr a gente que no responde a sus intereses, como es el caso de Arbelín Ramos, expresidente de Comalapa, quien se desempeñaba como Coordinador de FOFAES, que es una instancia que está vinculada tanto con el Gobierno Federal como Estatal,  a quien Julián lo corrió con mentadas de madre, para poner a JOSE SACRAMENTO, quien es un incondicional y títere del amo y señor del campo. Y como no, si aquí se manejan anualmente MIL MILLONES DE PESOS.

Dicen, Mil veces, hubiese quedado el Ing. SERGIO ZUART ROJAS, igual de gritón, pero es un hombre mucho más preparado y con ideas que bien pudiesen beneficiar al campo chiapaneco. Pero palo dado ni dios loquita.

No se necesita pues, ser adivino, ni tener cualidades especiales, ni hurgar en expedientes secretos, ni que alguien le pague a uno, para saber que el mata tigre, y lo advertimos también, que si lo ungían como secretario, iba parecer chivo en cristalería. Lo dicho.

Ahora resulta que quienes le pusieron el dedo para trepar al pedestal, no saben qué trompo se echaron a la uña, pues todo el personal técnico y profesional, de la Secretaría a su cargo, esos sí fueron a la Universidad, o ya de perdis, a la cuna de líderes, andan igualitos que los acreditados y certificados por el Cisen en el Centro de Confianza, ya que ambos bloques de profesionales, andan con el Jesús en la boca, como decían las viejitas, porque en ambas instituciones, están amenazados que si no se prestan a las consignas del Secretario y del Director, respectivamente, deben firmar sus renuncias. Qué chingones, como si fueran unas chuchas cuereras en sus respectivas responsabilidades.

En el caso del Talibán, la consigna es la corrupción; el que no tranza, no avanza; son meros milperos: mil pa ti, mil pa mí.

Claro que el personal profesional, como quiera que sea, algo saben de la deontología, pero el Talibán qué. Igualito al manuelito con minúscula, o como decía nuestro querido amigo Juval Peña, igual de ‘p´ que la tuya pero sin tanto taca,taca… ahí lo miran.

Mi correo es frajafini@hotmail.com. 
Facebook JAVIER FIGUEROA. 
Presidente de la Asociación de Columnistas Chiapanecos, A.C.. 
HASTA EL SIGUIENTE COMENTARIO.

Categoria(s): Columnas , Utopía
Etiquetas: Columnas

COMPARTIR NOTA

COMENTARIOS

  • No hay comentarios

DEJA UN COMENTARIO